0

Política de vivienda y atrezzo político

Posted by Roberto on 4:23 in
Alejandro Moreno Lax. Publicado en Diario La Opinion el 13-10-07

Para comprender mejor cómo la política no es más que un atrezzo para engañar a los ciudadanos, y con ella me refiero a la política de los parlamentos y los mass media, no hay mejor ejemplo en nuestra Región que la vivienda. De todos es sabido que la estrategia del PP para ganar las próximas elecciones está en la radicalización de sus discursos, siempre y en todo lugar marcados por una oposición frontal e irreconciliable con su máximo enemigo, el PSOE.

Además, tenemos que el problema de la vivienda, por resumirlo brevemente, está en que, tal y como refleja el último boletín estadístico del INE, la vivienda nos cuesta hoy a los españoles el triple de su valor con respecto a 1995.
Esta fecha es simbólica, pues marca el comienzo del PP en el gobierno de la Región de Murcia. Desde entonces y hasta el presente 2007, dos leyes del suelo fueron tramitadas por las Cortes: una a nivel estatal, impulsada por Aznar en 1998, y la otra a nivel regional, impulsada por Valcarcel en 2001. Las dos se caracterizaban por liberar el suelo, exceptuando aquél especialmente protegido, de las restricciones urbanizadoras y especulativas. El objetivo era, según Álvarez Cascos, el de construir más para que sobrasen viviendas y bajasen los precios. Acertó en la primera tesis, pero mintió en la segunda: en España sobran viviendas y están más caras que nunca.
El caso es que las políticas de vivienda fueron pasando poco a poco a manos del libre juego del mercado, ese que manejan a placer las promotoras, las constructoras y las inmobiliarias. Es decir, las políticas se despolitizaron, pues la gestión pasó mayoritariamente a manos privadas.
Este fenómeno demoledor, acompañado del despegue espectacular de los precios de la vivienda desde el año 2000 hasta hoy, lejos de ser atajado, ha sido explotado incluso por los distintos gobiernos socialistas locales y regionales.
Este estado de abandono y negligencia de los poderes públicos ha sufrido un primer revés este verano con la aprobación de la nueva Ley del Suelo del PSOE. A dicha ley tenemos que sumarle las recientes medidas adoptadas para impulsar el alquiler en nuestro país (que presenta una de las tasas más bajas de Europa, con un 11% del total de viviendas): ayudas mensuales para los inquilinos de 210€, exenciones fiscales para los propietarios, regulación de los trámites de desahucio, etc.
No es tiempo de valorar tales medidas, pues tal vez tengan un corte electoral y olviden la opción de construir vivienda pública, una inversión más rentable a largo plazo. Lo alucinante del caso es la feroz reacción de la derecha, primer responsable de un problema consolidado durante la última década. En su lógica de confrontación adopta un doble discurso: rechaza todas las propuestas, dado su carácter “improvisado y electoralista”, pero a la vez las considera una copia del programa del PP, Acebes dixit. En resumen, hagáis lo que hagáis está mal.
En nuestra Región, para no ser menos, se refuerza el mismo discurso, y así parece confirmarlo el portavoz del Partido Popular, Pedro Antonio Sánchez, pues tales políticas le parecen “penosas”. Pues bien, los ciudadanos que a la hora de comer asistimos a este atrezzo político nos preguntamos ¿y qué es mejor, una política «penosa» de vivienda o una apolítica de vivienda? ¡Pero si ustedes no han hecho más que olvidar la política de vivienda! Cuando los ciudadanos no somos consultados ni participamos en el proceso de construcción de un programa de vivienda, entonces ya no cabe hablar de política. El PP lo llama, y muy bien, consenso.
Se trata del que acaba de prometer Rajoy en el Ifema de Madrid «con las administraciones públicas y el sector inmobiliario y financiero»; muy en consonancia con las pasadas Jornadas de Vivienda Protegida de la Concejal de Vivienda de Murcia Mª José Velasco o el Plan de Vivienda 2007-2010 que prometió Valcarcel el pasado mes de mayo, mismo mes de las elecciones municipales y regionales. La trampa de estos tres consensos “cosméticos” es que nunca incluyen la opinión de los ciudadanos, lo cual quiere decir que nunca son reclamados precisamente aquellos que son los directamente afectados por las necesidades de vivienda. Otra cosa es que se consideren “afectados” a aquellos que deseen forrarse con la vivienda en perjuicio de los ciudadanos, y entonces sí que es comprensible que la banca y las promotoras sustituyan a los políticos y los ciudadanos en la política de vivienda, pero entonces harán otra cosa que no se llama política, sino especulación, precisamente lo que viene ocurriendo en la última década.
Sólo así se entiende por qué en nuestra Región no se ha reaccionado últimamente con ningún programa social de vivienda que beneficie a los jóvenes, a los desempleados y grupos más desfavorecidos; sólo así se entiende por qué no se ha consultado a la ciudadanía. Todo lo contrario, a día de hoy nadie sabe absolutamente nada de los objetivos y planes de ejecución de esas fantásticas 50000 actuaciones del Plan de Vivienda 2007-2010, nadie sabe por qué no hay residencias públicas para estudiantes, nadie sabe por qué no hay un parque público de viviendas para el alquiler, nadie sabe por qué cumplimos solamente con el 61% de las actuaciones pactadas en el Plan de Vivienda del Ministerio, cuando la media de todas las comunidades es del 115%, etc., etc. Sólo nos cabe una respuesta posible: porque eso sería hacer política y no atrezzo.
Alejandro Moreno Lax

|

Ideas que guían este blog

"El liberalismo económico es la zorra libre en el gallinero libre"

Rosa Luxemburgo

"Donde hay educación no hay distinción de clases"

Confucio

“El alojamiento es una necesidad humana prioritaria, como el alimento y el agua, y una condición esencial de la vida civilizada. Cuando se comprendan estas verdades, se reconocerá el problema de estar sin hogar como lo que verdaderamente es: una afrenta contra la dignidad humana y la denegación de un derecho humano básico.”

Lord Scarman

"Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica. Informarse cansa y a este precio el ciudadano adquiere el derecho de participar inteligentemente en la vida democrática"

Ignacio Ramonet.

"Al mismo tiempo que mejora la organización de los mercados de inversión, aumentan, sin embargo, los riesgos del predominio de la especulación. Los especuladores podrían no resultar perjudiciales si fueran como burbujas dentro de una corriente empresarial estable; lo grave se produce cuando es la empresa la que se convierte en una burbuja en medio del desorden especulativo".

"Cuando el desarrollo del capital de un país se convierte en un subproducto de las actividades de un casino, es probable que el trabajo se haya hecho mal".


J. M. Keynes. 1936

Copyright © 2009 Cuadernos keynesianos All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive | Distributed by Blogger Templates | rb