0

Manifiesto del CJE en defensa del trabajo decente

Posted by Roberto on 5:03 in ,

El Trabajo Decente es un concepto introducido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 1999 para establecer las características que debe reunir una relación laboral para considerar que cumple los estándares laborales internacionales, de manera que el trabajo se realice en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana. Por debajo de esos estándares debe considerarse que se han violado los derechos humanos del trabajador afectado y que no existe trabajo libre, propiamente dicho. Trabajo Decente se suele definir como aquel que permite vivir dignamente y que se compone de cuatro elementos: empleo, derechos laborales, protección social y diálogo social, que se consideran imprescindibles para crear perspectivas de progreso social y desarrollo.

Vivimos en un mundo en el que la mitad de los trabajadores gana menos de 1,3 euros diarios, más de doce millones de personas trabajan en condiciones de esclavitud, 200 millones de niños menores de 15 años trabajan en lugar de ir a la escuela y 2.200.000 trabajadores mueren cada año de accidentes o enfermedades laborales. Salvando las distancias, también en la sociedad europea de la que formamos parte estamos asistiendo al incremento de la precariedad laboral y a la aprobación de directivas comunitarias reaccionarias (la de la jornada laboral de 65 horas o la del retorno de inmigrantes). Hay muchas razones para exigir un trabajo decente, un empleo digno y con derechos, en los cinco continentes.

En este contexto, y con motivo de la celebración el pasado día 7 de octubre de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el Consejo de la Juventud de España ha redactado el siguiente manifiesto:


MANIFIESTO A FAVOR DEL TRABAJO DECENTE Y POR UNA EUROPA SOCIAL.

El Consejo de la Juventud de España, conociendo la pretensión de las instituciones de la Unión Europea de ampliar el tiempo máximo de trabajo semanal hasta las 60 horas de modo general y hasta las 65 para determinados sectores, así como la intención de implantar un sistema de negociación individual entre los asalariados con el empresariado sobre la jornada de trabajo, quiere expresar su profundo desacuerdo con una norma que restringe los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Consideramos que la ampliación a 60 horas del tiempo de trabajo semanal es un retroceso histórico en las relaciones laborales y en las costumbres europeas en el ámbito del trabajo. Supone además un ataque directo a la conciliación de la vida familiar y laboral por cuanto priva a los trabajadores de tiempo para el desarrollo de su proyecto vital.

Esta pretensión, es un atentado a la seguridad en el trabajo, ya que las jornadas interminables aumentan de modo exponencial el riesgo de sufrir accidentes de trabajo, siendo esta una de las principales causas de muerte de la juventud trabajadora.

Del mismo modo, impide la participación social y democrática de los trabajadores , la mayor parte de la ciudadanía, quebrando el sueño de construir una sociedad europea basada en el principio de la justicia social.

Ya en 1917 la Organización Mundial del Trabajo (OIT) aprobó una jornada laboral de 48 horas semanales, de mismo modo que el ordenamiento jurídico español ha establecido que dicha jornada en 40 horas. Además, es una aspiración del conjunto de la población trabajadora, conseguir una reducción a 35, fundada en los principios anteriormente expuestos. Con estos antecedentes, esta pretensión es un retroceso para el conjunto de la población trabajadora de la Unión Europea, que retrotraería nuestros derechos al principio del siglo XX.

De igual manera, consideramos que dejar a la negociación individual entre el trabajador y el empresario la fijación de las horas máximas de trabajo semanal supone menoscabar otro de los pilares fundamentales de nuestro sistema de Derecho Laboral, como es la negociación colectiva, consagrada en el artículo 37 de la Constitución. Esta medida implica someter a los trabajadores individualmente ante el poder de dirección del empresario, imposibilitando la capacidad de negociación y desequilibrando la balanza de modo injusto entre los agentes sociales.

Creemos firmemente que la construcción europea se debe sustentar en las mejoras sociolaborales de los ciudadanos de la Unión, y no en priorizar medidas de calado económico de dudoso beneficio para la sociedad, que menoscaben nuestro modelo democrático de convivencia y participación social. Creemos posible una Unión Europea cuyo crecimiento se vea sustentado en el bienestar social de sus ciudadanos y ciudadanas, en el incremento de las prestaciones sociales y los derechos laborales, y no en el recorte de los mismos, anteponiendo medidas que priorizan la rentabilidad económica.

Por todo ello:
1. Manifestamos nuestra confianza en la negociación colectiva, reconocida en la Constitución, y en la tradición europea en derechos laborales, como pilares de la construcción de una Europa social respetuosa con los derechos de los trabajadores y trabajadoras y orientada a la ampliación de los mismos.
2. Rechazamos la propuesta de directiva de la Unión Europea que pretende ampliar el tiempo máximo de trabajo semanal a 60 horas con carácter general y 65 horas en determinados sectores, pues supone socavar los cimientos del derecho laboral comunitario.
3. Animamos a las autoridades comunitarias y a los gobiernos de los Estados miembros a que impulsen una construcción de la Unión Europea basada en el progreso social y en la ampliación de los derechos cívicos y sociales de la ciudadanía comunitaria, para que los hombres y mujeres que la conforman sean el auténtico centro sobre el que se asiente un futuro europeo de progreso y bienestar social.
4. Instamos al Gobierno de España a que emprenda las iniciativas oportunas en el ámbito comunitario de cara a mantener la actual semana laboral y la vigencia de la negociación colectiva como vía para alcanzar acuerdos en el ámbito laboral.
5. Exigimos a los diputados españoles en el Parlamento Europeo que voten en contra de la medida de ampliación del tiempo semanal de trabajo.

Fuentes del post:

- Manifiesto del Consejo de la Juventud de España: www.cje.org
- Blog de Jesús Chuste.

|

Ideas que guían este blog

"El liberalismo económico es la zorra libre en el gallinero libre"

Rosa Luxemburgo

"Donde hay educación no hay distinción de clases"

Confucio

“El alojamiento es una necesidad humana prioritaria, como el alimento y el agua, y una condición esencial de la vida civilizada. Cuando se comprendan estas verdades, se reconocerá el problema de estar sin hogar como lo que verdaderamente es: una afrenta contra la dignidad humana y la denegación de un derecho humano básico.”

Lord Scarman

"Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica. Informarse cansa y a este precio el ciudadano adquiere el derecho de participar inteligentemente en la vida democrática"

Ignacio Ramonet.

"Al mismo tiempo que mejora la organización de los mercados de inversión, aumentan, sin embargo, los riesgos del predominio de la especulación. Los especuladores podrían no resultar perjudiciales si fueran como burbujas dentro de una corriente empresarial estable; lo grave se produce cuando es la empresa la que se convierte en una burbuja en medio del desorden especulativo".

"Cuando el desarrollo del capital de un país se convierte en un subproducto de las actividades de un casino, es probable que el trabajo se haya hecho mal".


J. M. Keynes. 1936

Copyright © 2009 Cuadernos keynesianos All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive | Distributed by Blogger Templates | rb