8

¿Vuelve la trampa de la liquidez?

Posted by Roberto on 11:54 in , , ,
“Hemos alcanzado un punto crítico. Podemos apreciar claramente el abismo al que el presente camino nos está conduciendo. Si los gobiernos no toman parte, debemos esperar el progresivo colapso de la estructura existente de contratación e instrumentos de endeudamiento, acompañado por el total descrédito del liderazgo ortodoxo en las finanzas y los gobiernos, con un resultado final que no podemos predecir"

J. Maynard Keynes. Marzo de 1933, en plena Gran Depresión.

Estas palabras tienen más de 75 años, pero vuelven a estar de rabiosa actualidad, tras la nefasta gestión económica del gobierno de George W. Bush, así como de Greenspan y Bernanke al frente de la Reserva Federal norteamericana, donde se han convertido en las "cheerleaders" de la ingeniería financiera, en palabras del profesor Nouriel Roubini, que predijo hace más de 2 años el desbarajuste en el que andamos inmersos.

La cuestión es que la política monetaria está mostrándose bastante impotente para sacarnos de la crisis. Los recortes de tipos llegan escasos y, sobre todo, muy tarde. La situación estadounidense bien recuerda al Japón de los 90. El profesor Krugman lo tiene claro, es el momento de la política fiscal, de estimular el PIB y el empleo a través del gasto público, dada la debilidad del consumo y la inversión privada, a pesar de que algunas voces claman que la mejor manera de afrontar una crisis es con una política procíclica, es decir, deprimiendo todavía más la actividad sumando el frenazo público al privado con un presupuesto contractivo.

Si realmente la política monetaria ha perdido la efectividad en esta coyuntura, la pregunta que debemos hacernos pues, no puede ser otra que la siguiente: ¿Estamos de nuevo, como durante la Gran Depresión, en una situación de trampa de la liquidez?

La trampa de la liquidez es una situación en la que la demanda de dinero es totalmente elástica respecto al tipo de interés, es decir, sucesivos incrementos de la oferta monetaria no consiguen hacer reducir más los tipos y, por lo tanto, estimular la inversión y el consumo. Esto se produce cuando los tipos de interés son tan bajos que los agentes sólo pueden esperar que suban en el futuro. El bajo nivel de los tipos hace que retener activos líquidos en vez de invertirlos tenga un bajo coste. Por otra parte, no sería cauto invertir en bonos, pues su precio es ya muy elevado debido a la caída de tipos, y la previsible subida de éstos en el futuro haría perder valor a la cartera del inversor. Como consecuencia, las inyecciones de liquidez se atesoran en vez de destinarse a la inversión productiva, siendo por completo inefectivas. En términos del análisis IS-LM de Hicks, la curva LM es horizontal, por lo que sólo la política fiscal expansiva (que actúa sobre la IS) puede aumentar producción y empleo, y lo hace además sin causar presión al alza sobre los tipos de interés, por lo que no habrá efecto expulsión de la inversión privada (crowding-out).

En una situación de trampa de la liquidez, los aumentos de la oferta monetaria no consiguen hacer descender más los tipos de interés, al ser la demanda de dinero perfectamente elástica.

La curva LM, que muestra las combinaciones de tipos de interés y nivel de producción que equilibran el mercado de dinero es horizontal. Sólo una política fiscal expansiva, que desplazará a la derecha la curva IS puede hacer aumentar el nivel de actividad y empleo. [Leer más sobre el modelo IS-LM]

La situación descrita bien puede estar sucediendo actualmente en EEUU, con los tipos de referencia en el 1,5% (Actualización del post en septiembre de 2009: ahora los tipos en EEUU están ya en el 0-0,25%). En la Eurozona, a pesar de tener los tipos sensiblemente por encima, en el 3,75% (Actualización del post: 11 meses depués, el tipo de referencia en la eurozona se sitúa en el 1%) parece que el miedo de las entidades a prestarse está logrando provocar el mismo efecto. Parece que, efectivamente, éste es el tiempo de la política fiscal, de retomar la inversión en infraestructuras y proteger el poder adquisitivo de los más desfavorecidos. Sólo esto podrá evitar otra depresión como la de los 30. (Actualización del post: con los tipos actuales cerca del 0%, está claro que la política monetaria ha agotado todo su margen de actuación, leer las notas de Krugman más abajo)

Kruman nos explica la teoría de Keynes de la trampa de la liquidez:

"Antes de Keynes, los economistas consideraban la oferta monetaria una herramienta primordial de la gestión económica. Pero él sostenía que en condiciones de depresión, cuando los tipos de interés son muy bajos, los cambios en la oferta monetaria tienen pocas consecuencias sobre la economía. La lógica era la siguiente: cuando los tipos de interés son del 4% o del 5%, nadie quiere que su dinero quede ocioso. Pero en una situación como la de 1935, cuando el tipo de interés de las letras del Tesoro a tres meses era sólo del 0,14%, hay muy poco incentivo para asumir el riesgo de poner el dinero a trabajar. El banco central podría tratar de estimular la economía acuñando grandes cantidades de moneda adicional; pero si el tipo de interés es ya muy bajo, es probable que el efectivo adicional languidezca en las cámaras acorazadas de los bancos o debajo de los colchones. En consecuencia, Keynes sostenía que la política monetaria, un cambio en la oferta de dinero circulante para gestionar la economía, sería ineficaz. Y por eso, él y sus seguidores creían que hacía falta una política presupuestaria -en especial un aumento del gasto público- para sacar a los países de la Gran Depresión.


Más sobre la trampa de la liquidez actual en palabras del profesor Krugman:

"Durante una recesión normal, la Reserva Federal responde comprando Letras del Tesoro -deuda pública a corto plazo- de los bancos. Esto hace bajar los tipos de interés de la deuda pública; los inversores, al buscar un tipo de rendimiento más alto, se mueven hacia otros activos, haciendo que bajen también otros tipos de interés; y normalmente esos bajos tipos de interés finalmente conducen a la recuperación económica. La Reserva Federal abordó la recesión que comenzó en 1990 bajando los tipos de interés a corto plazo del 9% al 3%. Abordó la recesión que comenzó en 2001 bajando los tipos de interés del 6,5% al 1%. E intentó abordar la actual recesión bajando los tipos de interés del 5,25% al 0%.

Pero resultó que el cero no es lo suficientemente bajo como para acabar con esta recesión. Y la Reserva Federal no puede poner los tipos a menos de cero, ya que con tipos próximos al cero los inversores sencillamente prefieren acaparar efectivo en lugar de prestarlo. De tal modo que a finales de 2008, con los tipos de interés básicamente en lo que los macroeconomistas llaman zero lower bound, o límite inferior cero, como quiera que la recesión continuaba ahondándose, la política monetaria convencional había perdido toda su fuerza de tracción.

¿Y ahora qué? Ésta es la segunda vez que Estados Unidos se ha tenido que enfrentar al límite inferior cero, habiendo sido la Gran Depresión la ocasión precedente. Y fue precisamente la observación de que hay un límite inferior a los tipos de interés lo que llevó a Keynes a abogar por un mayor gasto público: cuando la política monetaria es infructuosa y el sector privado no puede ser persuadido para que gaste más, el sector público tiene que ocupar su lugar en el sostenimiento de la economía. El estímulo fiscal es la respuesta keynesiana al tipo de situación económica depresiva en la que estamos inmersos."


Artículos relacionados

La deflación y la trampa de la liquidez

¿Ha caído EEUU en la trampa de la liquidez?



Actualización del post a 28 de enero de 2009

Desde que decidí escribir este post hace ya unos cuantos meses, ha sido uno de los que más visitas ha generado en este blog. Hoy, con los tipos al 2% ya en la Eurozona, parece que cada vez nos acercamos más a la temida trampa de la liquidez, extremo que quiere evitar a toda costa el BCE. Ahí hay unas cuantas noticias relacionadas.

Sugiere BCE evitar "trampa de liquidez" y descansar recortes

Trichet asegura que los tipos de la eurozona no bajarán hasta cero

Trichet sugiere una pausa en las bajadas tras dejar los tipos en su mínimo histórico

El keynesianismo no ha muerto, por William Pesek

¿Se está usando la máquina de hacer dinero? Andy es el nuevo gurú
(divertido e instructivo)

|

8 Comments


Interesante entrada que uso para ilustrar a mis lectores en la definición de la "trampa de la liquidez".
Añado esta bitácora al blogroll de Futur Finances

Enhorabuena por la calidad de las entradas.


Pues por lo visto Keynes y los keynesianos se han equivocado completamente. Los "estímulos" no solo no han servido para nada, excepto para crear ese efecto "crowding out" y retardar la salida de la crisis, para aumentar la deuda a niveles tan insoportables que ahora si que nos podemos preparar para la proxima y prolongada agonia que nos viene encima.

Gracias, Keynes. Gracias, Krugman. Millones de nuevos pobres y parados os lo agradeceran.


Jesús,

Su argumentación carece de valor científico alguno, pues nadie sabe cuál sería la situación actual si los estímulos fiscales expansivos no se hubieran llevado a cabo.

Le invito a leer el último artículo de Guillermo de la Dehesa:

¿Hay contracciones fiscales expansivas?


La ciencia se basa en la experimentación y las teorías como las de Keynes, cuando no funcionan, como ha sido el caso, se tienen que deshechar. El sentido común lo decía mucho antes de los resultados empiricos, pero el empecinamiento de los politicos siempre deja de lado el sentido comun.

Yo lo que si veo muy científico es, en base al resultado de la experimentación de políticas expansivas durante estos años, decir que no han funcionado, que los analisis eran erroneos y los resultados no son validos. Por tanto, es muy cientifico decir que eran medidas equivocadas.

Medidas que (y de esto no cabe duda porque es un hecho) nos han llevado a la quiebra técnica, y que suponen que ahora todas las medidas que podemos tomar son para devolver el dinero que nos hemos gastado de mas aplicando esas políticas keynesianas que han resultado inutiles (crecimiento negativo estos años y cero ahora mismo, con muchos años por delante de crecimiento cercano al cero, si es que no vuelve a caer).

No solo no hemos salido de la crisis, si no que el keynesianismo nos ha metido en otra mas profunda aun, la crisis de la deuda.

En cuanto al articulo, lo he leido, y en su primera parte es una obviedad que no aporta nada que ya no sepamos y en la segunda, la de las conclusiones, pues tambien. Ideología no apoyada por dato cientifico alguno, y que se puede resumir en que para el autor no debemos aplicar una contracción tan fuerte (no se sabe porque), pero es que ¿hay alternativa? El autor no lo dice...

En cualquier caso, y aceptando que las contracciones fiscales no supongan un aumento inmediato del crecimiento, ello no implica que la politica expansiva lo haga tampoco (de hecho se ha demostrado que no es asi), pero hay que admitir que la contraccion no tiene las consecuencias negativas que tiene la politica expansiva y que son las mas graves y que ahora tratamos de evitar posiblemente sin solucion, porque la quiebra, de una forma u otra, esta cantada. Y para pagarla no queda mas remedio que la frenar los gastos y aumentar los ingresos, o sea, subir impuestos.

O sea, empobrecer a los españoles.

Mas aun.

En cambio, con una politica de contraccion nos habriamos ahorrado todo eso.

Lo siento, pero vuelvo a decir: A esto nos ha llevado el Keynesianismo.


Me resulta curioso que quienes ahora reniegan del keynesianismo y del supuesto despilfarro de estos años son generalmente quienes aceptaban en 2007 la necesidad de que el Estado hiciera "un paréntesis en la economía de mercado" como dijeron, entre otros, el sr. Díaz Ferrán. La única cuestión obvia es que nunca sabremos qué habría pasado si las intervenciones no se hubieran llevado a cabo, aunque podemos imaginárnoslo. Lo segundo que debemos dejar claro es que el déficit público no ha causado la crisis, sino que la crisis ha forzado al déficit, como es fácilmente contrastable viendo los niveles de déficit público previos al estallido de la crisis.
La historia también nos ha enseñado lo que pasa cuando en tiempos de crisis como el actual se aplican las recetas ortodoxas de siempre. Valga como ejemplo el desastre que causó Hoover en EEUU en 1932 o la década perdida de Japón en los 90. Mucho me temo a la vista de los últimos acontecimientos que esta crisis se prolongue otros diez años. Como ambas posiciones están claras y nadie va a convencer a nadie, no tengo más que añadir a este respecto. Cordiales saludos.


Hola, me pareció muy interesante el artículo. Estoy haciendo la materia macroeconomía en la universidad y vemos el modelo IS-LM. Quería saber si hoy en día sigue siendo aplicable lo que se plantea en esta entrada.
Gracias por responder. Saludos


Bueno, aunque el modelo ISLM tiene sus limitaciones, la idea básica de la actual trampa de la liquidez sigue siendo aplicable a la vista de los tipos de interés. El caso de los países que están viéndose sometidos a presiones sobre su deuda soberana es otra historia. A este respecto es recomendable el artículo de Krugman de esta semana: http://economia.elpais.com/economia/2012/07/27/actualidad/1343406287_088564.html

Saludos

Ideas que guían este blog

"El liberalismo económico es la zorra libre en el gallinero libre"

Rosa Luxemburgo

"Donde hay educación no hay distinción de clases"

Confucio

“El alojamiento es una necesidad humana prioritaria, como el alimento y el agua, y una condición esencial de la vida civilizada. Cuando se comprendan estas verdades, se reconocerá el problema de estar sin hogar como lo que verdaderamente es: una afrenta contra la dignidad humana y la denegación de un derecho humano básico.”

Lord Scarman

"Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica. Informarse cansa y a este precio el ciudadano adquiere el derecho de participar inteligentemente en la vida democrática"

Ignacio Ramonet.

"Al mismo tiempo que mejora la organización de los mercados de inversión, aumentan, sin embargo, los riesgos del predominio de la especulación. Los especuladores podrían no resultar perjudiciales si fueran como burbujas dentro de una corriente empresarial estable; lo grave se produce cuando es la empresa la que se convierte en una burbuja en medio del desorden especulativo".

"Cuando el desarrollo del capital de un país se convierte en un subproducto de las actividades de un casino, es probable que el trabajo se haya hecho mal".


J. M. Keynes. 1936

Copyright © 2009 Cuadernos keynesianos All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive | Distributed by Blogger Templates | rb