5

La última ocurrencia de Miguel Sebastián

Posted by Roberto on 10:51 in , , ,
En casi todas las facultades de economía del mundo, lo primero que suelen recomendar al alumno que entra por primera vez a una clase de Economía Internacional es que se vaya haciendo con el manual de igual nombre de los profesores Maurice Obsteld y Paul Krugman. En él, repasan las teorías mercantilistas y proteccionistas, a Smith y Ricardo, a Hecksher y Ohlin, las economías autárquicas, etc, y nadie pone en duda los beneficios que del libre comercio (del de verdad se entiende, no del comercio tramposo de la OMC) se derivan para todas las partes implicadas.

A nuestro ministro Miguel Sebastián, sin embargo, debieron convalidarle la asignatura en la Complutense, tiempo que parece ser que aprovechó para escuchar discursos de J. F. Kennedy:

"En momentos como éste no solo hay que preguntarse qué puede hacer tu país por ti,
sino también lo que tú puedes hacer por tu país"


Así que llevando esto al terreno de la economía, al señor Sebastián se le ha ocurrido que una ingeniosa forma de atajar la crisis es consumiendo productos españoles. [El País] [Público] [El Mundo] [Swissinfo]

Con la medida, dice el ministro, podemos salvar 120.000 puestos de trabajo con tan solo cambiar 150 € de nuestras cestas de consumo por productos made in spain. La cuestión es bien sencilla: "en vez de irnos a esquiar a los Alpes, vayamos a Sierra Nevada o el Pirineo".



Por los foros se ataca al ministro de querer volver a la autarquía franquista. Yo no seré tan severo: diría que Miguel Sebastián se quedó leyendo los manuales de historia económica por el siglo XVII, concretamente en el mercantilismo y en Sancho de Moncada, azote de la invasión de productos extranjeros.

No me ha aclarado el sr. Ministro si consumir productos españoles es comprar coches de Seat o ropa de Zara made in Indonesia. Tampoco si debo viajar en Iberia y llamar con Movistar. Al igual que con aquella tontuna de la campaña anticatalana que maquinó la rancia derecha española (y que perjudicó no solo a los productores de cava, sino también a los productores de corcho extremeños o vidrio aragonés), quizás nos estemos olvidando que en una economía globalizada, nuestras empresas usan ordenadores japoneses, software americano, patentes alemanas y maquinaria francesa. Tampoco me ha quedado claro si debemos consumir petróleo y gas español, ya que tan beligerante se muestra con la energía nuclear (es obvio que es mucho mejor comprarla a Francia).

Me pregunto si alguien ha pensado qué pasaría si al resto de países les diera por decir las mismas cosas. Que no se compre vino ni limones españoles, y que no venga nadie a veranear a nuestras costas... ya veríamos qué risa... ¿qué diríamos si se expresaran en tales términos los ministros de Francia o Reino Unido?

En definitiva, lo que tienen que hacer los empresarios españoles y nuestro gobierno no es llamar al aislacionismo, sino trabajar juntos para mejorar la competitividad de la industria española. Quien compra un producto de fuera lo hace porque aprecia en él una mejor relación calidad-precio o porque no se produce aquí. Vivo mucho mejor desde que compro productos chinos; China también desde que me los vende (incluso a pesar del dumping social). Cierto es que muchas empresas de ropa o calzado han tenido que echar las persianas en España, pero ¿qué empresas han sido? Sendra sigue exportando sus productos de primerísima calidad a todo el mundo. Mejorar o desaparecer, pero nunca pedirnos a las familias que paguemos la incompetencia de las empresas.

Los desastrosos efectos de intentar combatir una crisis como la actual con proteccionismo quedaron más que patentes en el periodo de entreguerras y de la Gran Depresión en la vieja Europa. Quizás don Miguel tampoco ha leído este capítulo de la historia.

Creo que empiezo a entender las depresiones del pobre señor Solbes, que sí sabe un rato de economía. Por mi parte, seguiré sin poderme ir a esquiar a los Alpes, ni a Sierra Nevada. Quien tenga aún ganas de leer más barbaridades de Sebastián, que pinche en este artículo de El País en donde dice que el IRPF no tiene poder redistributivo, por lo que alega la implantación de un tipo único en la renta. ¿No es más fácil reducir o eliminar las deducciones a los planes de pensiones o ampliar en vez de reducir el tipo marginal entre tramos si es aquí donde reside el problema?

Por cierto, en este mundo global, ¿quiénes somos nosotros y quiénes son los demás? Aquí dejo un interesante vídeo para la reflexión.




Artículos relacionados

Ombligos sin fronteras, por Amparo Estrada

|

5 Comments


buffff... este tema podría generarnos varias conversaciones bien largas...

Lo que es cierto es que si consumimos productos, ya no nacionales, sino de nuestra zona más cercana, se reduce considerablemente el transporte (menos combustible, menos contaminación, un aire más limpio, menos alergias..., ;-)) y fortalecemos la economía local.

En España siempre hemos tenido un complejo de inferioridad (no sé por qué) que ha hecho que se haya visto los productos nacionales como peores que los de fuera.

Un claro ejemplo lo tenemos con el cine. Es cierto que ha habido y hay películas españolas que son un bodrio, pero también es cierto que mucha gente prefiere ver un bodrio de hollywood antes que una buena película de aquí, que también las hay y estupendas.

Pues lo dicho, que el tema da mucho de sí, ¿unas cervezas?


Pues sí la cortedad de miras no es propia sólo de "los otros",... Y el colofón de Iñaki pone la guinda. Un abrazo.


Hola Inma,

¡Acepto ese debate con un par de cervezas encima de la mesa! Tú pones el día.

Un beso


Amigo José, has dado en el clavo. Al margen de argumentos económicos, el principal problema que seguimos teniendo es el de amplitud de miras.

Un saludo


Como si la crisis solamente fuese cosa española, la crisis es mundial. Y como si las empresas fuesen españolas, cuando son multinacionales. Yo creía que este tipo tenía más nivel, oiga.

Ideas que guían este blog

"El liberalismo económico es la zorra libre en el gallinero libre"

Rosa Luxemburgo

"Donde hay educación no hay distinción de clases"

Confucio

“El alojamiento es una necesidad humana prioritaria, como el alimento y el agua, y una condición esencial de la vida civilizada. Cuando se comprendan estas verdades, se reconocerá el problema de estar sin hogar como lo que verdaderamente es: una afrenta contra la dignidad humana y la denegación de un derecho humano básico.”

Lord Scarman

"Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica. Informarse cansa y a este precio el ciudadano adquiere el derecho de participar inteligentemente en la vida democrática"

Ignacio Ramonet.

"Al mismo tiempo que mejora la organización de los mercados de inversión, aumentan, sin embargo, los riesgos del predominio de la especulación. Los especuladores podrían no resultar perjudiciales si fueran como burbujas dentro de una corriente empresarial estable; lo grave se produce cuando es la empresa la que se convierte en una burbuja en medio del desorden especulativo".

"Cuando el desarrollo del capital de un país se convierte en un subproducto de las actividades de un casino, es probable que el trabajo se haya hecho mal".


J. M. Keynes. 1936

Copyright © 2009 Cuadernos keynesianos All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive | Distributed by Blogger Templates | rb